domingo, 26 de diciembre de 2010

Reseña Un féretro en el tocador de señoras, de Regina Roman


Un féretro en el tocador de señoras

¿Qué hacer cuando te peleas con tu rica familia y te vas de casa?
Sencillo, irte a vivir con tu novio.
¿Qué hacer cuando la vida junto a tu novio pijo se hace insoportable?
Sencillo, pillarte tu propio apartamento.
¿Qué hacer cuando un fantasma revoltoso se instala en tu piso y te
encarga una misión suicida?
La cosa se complica… bastante.



Olivia esta harta de su padre, que le obliga a estudiar algo que no le gusta. También esta harta de su madre y su empeño de ser siempre el prototipo de mujer florero.
Por eso un día se planta y lo deja bien claro, o aceptan que será directora de cine o nada.



-Entonces me voy, papá. Ahora , antes de que te arrepientas, me convenzas y yo me quede en casa chupando la teta familiar otros veinte años, hasta convertirme en una completa inútil- retiré grácilmente la servilleta, controlé como pude mis piernas temblonas e inicié mi retirada. Mi padre me contemplaba anonadado desde su silla.

Pero las cosas no terminan como ella esperaba, haciendo que termine en el piso de su novio, el cual no le hace la convivencia nada fácil y la cosa no termina demasiado bien. Así que antes de que la cosa empeore con Gonzalo (si es posible), decide buscarse un piso para ella donde poder comenzar su nueva vida como estudiante.

El piso parece perfecto para ella, aunque pronto se dará cuenta de que no esta tan sola como ella creía. Y lo que empieza por atemorizarla acaba por darlo un giro total a su vida en forma de un fantasma muy divertido llamado Gilda.

Pronto se harán las mejores amigas y la idea de vivir la una sin la otra resulta imposible. Así que cuando Gilda le pide a Olivia que le ayude no se lo piensa dos veces y se lanza a la aventura.

Gilda sin duda es el personaje que mas me ha gustado, por su personalidad tan única y esa historia que lleva detrás(Aunque al principio asuste un poco mucho a Olivia). Y el que menos Gonzalo ¿Cómo se puede ser tan aburrido? Yo sin duda no habría aguantado tanto como Olivia, pero que petardo que es!!.
También me gusto mucho la evolución que se ve en Olivia, que pasa de pija a ser una persona normal y mucho mejor.



-¿Ahora también vas a tomarla con ella? Amparo se preocupa por ti, pregunta todos los días…-Se exaltó Gonzalo, adalid de los pobres. Rectifico, adalid de las Amparos.
-Por supuesto- reí sarcástica-. Para saber a cuánta distancia me encuentro y si puede o no hincarte el diente sin que la degüelle. Mira que llegas a ser cándido, Gonza.


La historia es divertida, lo que hace que se le aun mas rápido, no es un mal principio para esta nueva autora (que hace poquito a publicado su segunda novela "treintañeras).Aunque decir que me a parecido que la trama principal se desarrollaba muy tarde y que el final es demasiado precipitado, dejando algunas cosas en el aire


Agradecimientos a la Editorial por el envío del libro

2 Besitos de chocolate:

M. dijo... [Responder]

Tengo ganas de leer este libro, muy buena reseña!!

Te espero en cargadadelibros.blogspot.com

Pasajes románticos dijo... [Responder]

Desde que ví la novela me llamó la atención, a mí me gusta mucho el chik-lit, y aunque quizás no sea una novela soberbia, me apetece pasar un ratito animado
Un beso
Bea

 

©Un libro bajo la almohada plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

De nuevo ARRIBA