martes, 30 de marzo de 2010

Actividad 2 Maratón de lectura

En esta segunda actividad tengo que poner los dos primeros párrafos del primer capitulo del libro que este leyendo y formar una frase con los títulos de mínimo tres libros. Este a sido el resultado:





Escuchad: el Santuario de los Redentores en Peña Shotover se llama así por una cochina mentira, pues por allí redención hay poca, y santuario aún menos. El campo que lo rodea está lleno de maleza y hierbajos, y apenas hay diferencia entre el verano y el invierno, lo que equivale a decir que hace siempre un frío del demonio, no importa la época que sea del año. El Santuario resulta visible a kilómetros de distancia cuando no lo oculta, como suele ocurrir, una niebla sucia y espesa. Está construido con pedernal, hormigón y harina de arroz: la harina vuelve el hormigón más duro que la roca, y ese es uno de los motivos de que la prisión (pues de eso se trata en realidad), haya resistido tantos intentos de asedio, intentos hoy día considerados tan inútiles que nadie ha tratado de tomar el Santuario de Shotover en cientos de años.

Es un lugar nauseabundo al que solo los Padres Redentores van por propia voluntad. ¿Quiénes son sus presos, pues? En realidad, esta es una palabra poco acertada para aquellos que llevan a Shotover, pues la palabra preso sugiere un delito, y ninguno de ellos ha conculcado ley alguna impuesta por el hombre ni por Dios.

Ni tampoco se parecen a ningún preso que se pueda ver en ningún otro lugar, porque todos los que llevan allí son niños de menos de diez años. Dependiendo de la edad que tengan al ingresar, pueden tener más de quince cuando salgan, aunque solo la mitad llegan a hacerlo. A la otra mitad los envuelven en un sudario de arpillera azul y los entierran en el campo de Ginky, un cementerio que comienza al otro lado de la muralla. Este cementerio es tan grande que se extiende hasta donde alcanza la vista, así que ya os podéis hacer una idea del tamaño de Shotover y de lo duro que resulta en él simplemente conservar la vida. Nadie conoce todos los entresijos del Santuario, y es muy fácil perderse por sus interminables pasillos, que giran a derecha e izquierda y doblan hacia arriba y hacia abajo como en un laberinto. Y aún más porque todos los rincones del Santuario parecen idénticos entre sí: todos son de color marrón; todos son oscuros, lúgubres; todos huelen a viejo y a rancio.

La mano izquierda de dios de Paul Hoffman


Coraline, No digas que fue un sueño la emperatriz de los Etéreos

(no se porque pero no acaba de gustarme como a quedado la frase xD)

7 Besitos de chocolate:

Diana dijo... [Responder]
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Diana dijo... [Responder]

Jeje no es fácil esta actividad :P menos cuando todos tus libros empiezan con el/la .. jaja! XD y aparte no tienen verbos en los títulos...

oO Mariana Oo dijo... [Responder]

Diana tiene razón, es más difícil en libros en español :S pero te ha quedado bien, el punto es intentarlo ^.^
El fragmento me parece muy interesante, tengo muchas ganas de leer ese libro. Ya agregué tu link.

Saludos Libelulosos!

Tetsu Hana dijo... [Responder]

Tu frase quedo muy bien, y tu parrafo me intereso mucho, de verdad quiero leer ese libro pornto, espero no tarde en llegar a México.

Saludos.

Ely Cervantes dijo... [Responder]

jaja...

vamos! que si ha quedado bien..
TODOS mis libros comienzan con "El" "La" asi que ha sido un fracaso mi intento por formar una cita xDD

jaja besos :)

Andy dijo... [Responder]

a quedado muy bien!!! Gracias por pasarte por mi blog!!!

Iria dijo... [Responder]

Para lo que es te ha quedado bastante bien ^o^
Me encantó La Emperatriz *3*
Besos ♥

 

©Un libro bajo la almohada plantilla y gráficos hechos por ML Diseños, 2011

De nuevo ARRIBA